ORGULLO LATINO

Tiempo de lectura: 3 minutos
From colada to café con leche: Four of the best Latino coffees

De la colada al café con leche: cuatro de los mejores cafés latinos


Porque hay mucho más en la vida que flat whites y capuccinos.

"Empecé a tomar café con leche con azúcar en un vaso entrenador cuando tenía tres años", dice nuestro fundador, Martín Mayorga. "Este parece ser un recuerdo de la infancia bastante común para las personas que han crecido en América Latina".

Para nosotros, el café es algo que nos rodea, incluso antes de que podamos caminar. Es una experiencia que se comparte, tengamos tres o 93 años.

También, somos uno de los grupos demográficos de consumidores de café más importantes de Estados Unidos, según un informe reciente de la Asociación Nacional del Café. Los hispanoamericanos son los mayores consumidores de café gourmet de todos los grupos. Básicamente, nos gustan las cosas buenas y nos gustan mucho.

Esto podría deberse a que tenemos una sólida cultura cafetera y cultivamos algunos de los mejores cafés del mundo. A su vez, todo se reduce a las pequeñas interacciones sociales en las que el café juega un papel y, sobre todo, a los cálidos sentimientos que evoca cada sorbo.

Con eso en mente, hemos reunido cuatro de las bebidas a base de café más populares y deliciosas que le hemos dado al mundo.

De la colada al café con leche: Cuatro de los mejores cafés latinos

Café con leche

Nada dice "buenos días" como un dulce café con leche casero.

La belleza del café con leche radica en su simplicidad: no necesita una máquina de espresso sofisticada o un dispositivo de preparación de última generación. Una cafetera moka para estufa es ideal pero puedes optar por cualquier dispositivo que tengas a la mano, desde una cafetera tradicional hasta una AeroPress portátil.

Como muchas bebidas a base de café y leche, un tostado oscuro tiende a funcionar mejor. Esto se debe a que la dulzura de un café tostado oscuro complementa la leche caliente y crea una bebida reconfortante que se puede disfrutar por la mañana, al mediodía o por la noche.

Cafecito

La experiencia del cafecito es una parte importante de lo que significa ser latino; sin embargo, dependiendo de dónde te encuentres en América Latina, el cafecito puede ser diferente.

El cafecito es a menudo un ritual, un momento especial y una experiencia. Nos da la oportunidad de discutir cosas relevantes o de chismear.

Los preparativos difieren de un país a otro. Para los cubanos, por ejemplo, el cafecito es café cubano, un café concentrado con azúcar moreno.

Para los venezolanos, el cafecito puede ser un café negro más suave, conocido como guayoyo. Si le agregan leche, se convierte en marrón.

café con leche

Colada

Beber colada es una experiencia compartida. Si alguna vez has estado en la Pequeña Habana, en Miami, encontrarás ventanitas en las que el café se sirve en una taza grande de espuma de poliestireno con tazas pequeñas para compartir.

Cómo preparas el café (con una cafetera moka o una máquina de espresso), en realidad no importa. Lo que importa es que hagas suficiente.

La escritora gastronómica Mirtle Peña-Calderón señala: "no solo se comparte por lo fuerte del café sino porque quienes toman esta bebida la usan como un momento para ponerse al día y bromear con sus amigos".

Mirtle agrega que una colada auténtica debe tener una capa gruesa de crema dulce encima del espresso fuerte.

"Para obtener la crema perfecta, mezcla aproximadamente una cucharada de espresso con azúcar hasta que la mezcla se convierta en una delicia espumosa. Después, vierte lentamente el espresso restante sobre la espuma y observa cómo pasa a la superficie del café", explica.

Café de olla

"El café de olla se hace con café mexicano molido, canela y azúcar moreno crudo que llamamos piloncillo", explica Mely Martínez, bloguera gastronómica.

"Hay una cosa que siempre encontrabas en la cocina de mi abuela justo al lado de la estufa de leña: la cafetera esmaltada azul grande con café, sin importar la hora del día o la estación del año", dice.

"¿Por qué? No sé pero esa vieja olla estuvo ahí desde que tengo memoria y mi abuela siempre recibía a los visitantes con una taza de café caliente. Esos tiempos quedaron atrás pero los recuerdos siguen ahí, especialmente en un día frío cuando una buena taza de café de México es todo lo que necesitas para entrar en calor".

Dulce y un poco aromático, el café de olla se puede tomar con o sin leche y se disfruta mejor por la mañana (con gorditas de harina o huevos motuleños) o por la noche (con conchas o churros).






Luis Rodas


También te puede gustar

Volver a Orgullo Latino

¿El café de tueste oscuro es de buena calidad?

Existen muchos mitos en la industria del café, pero pocos están más fuera de lugar que los que cues...

¿Cuál es la diferencia entre un café con leche y un cortado?

Aclaramos la confusión en torno a dos de nuestros cafés favoritos.

¿Qué es el café chorreado? Una verdadera tradición costarricense

Behind Costa Rica’s rich coffee culture is a brewing method that unlocks all the incredible flavors of coffee without the need for expensive gadgets.