ORGULLO LATINO

Tiempo de lectura: 4 minutos
Reggaetón: How Latin music took over the world

¿Cómo hizo el reguetón para que ser latino fuera cool?


Causa un movimiento involuntario de caderas incluso en los oyentes más conservadores.

¿Quién recuerda los tiempos previos al reguetón?

Una animada mezcla de reggae, dancehall y música latina ha sido el género musical más popular del mundo durante más de 20 años y da pocas señales de detenerse.

En 2018, el consumo de álbumes de reguetón superó tanto a la EDM (música dance electrónica, por sus siglas en inglés) como a la música country en Estados Unidos. A su vez, ocho de los diez mejores videos de YouTube en el mismo año fueron de reguetón.

Los primeros sonidos del reguetón aparecieron en Panamá a finales del siglo XX cuando los panameños y descendientes de jamaicanos que habían trabajado en el Canal de Panamá comenzaron a mezclar culturas.

Esto incluyó a varios panameños, como Renato, El General y Nando Boom, quienes comenzaron a cantar en español sobre canciones y ritmos típicos del dancehall jamaicano. Así, se dio origen a un género en la década de 1980 conocido como reggae en español.

Después, en 1995, DJ Nelson, DJ y productor puertorriqueño, creó una recopilación de canciones con las características del reguetón moderno y la bautizó Reggae Maratón Vol 1.

Más tarde, combinó accidentalmente las palabras porque se le enredó la lengua mientras hablaba con sus colegas y nació el término reguetón. Por eso, el nombre final de su recopilación terminó siendo Reggaetón Live, Vol 1.

Si bien algunos intentaron encabezar movimientos para prohibir el género, el reguetón finalmente logró una amplia aceptación cuando comenzó a asociarse con la identidad latina en su conjunto.

"El reguetón fue para muchos una fuente de alegría pura que garantizaba bailar de cerca y con una sexualidad impenitente como una forma de catarsis", escribió Jhoni Jackson en Crack Magazine.

"A medida que su prominencia aumentó, extendiéndose a otros países latinoamericanos y a Estados Unidos, el género se convirtió en una fuente inigualable de orgullo para los latinos".

El efecto Despacito

Si bien el reguetón había gozado de popularidad mundial desde 2004 con el éxito Gasolina de Daddy Yankee, no fue sino hasta 2017 que la música latina irrumpió en las listas musicales.

La canción Despacito, originalmente de Luis Fonsi y Daddy Yankee, llamó inmediatamente la atención de los oyentes de todo el mundo y rápidamente se convirtió en un éxito internacional.

Fue la primera canción totalmente en español en la historia de la música latina en convertirse en un gran éxito mundial.

Por supuesto, cuando Fonsi escribió la canción no estaba tratando de entrar a un nuevo mercado o de crear el próximo éxito bilingüe, solo estaba haciendo lo que hacía todos los días; sin embargo, después de eso recibió una llamada de Justin Bieber. Quería grabar un remix.

El remix se lanzó en abril de 2017, Justin cantó algunos versos en inglés y el coro en español. Fue un gran éxito y acumuló más de 20 millones de visitas en solo 24 horas.

La canción fue número uno durante 16 semanas consecutivas, permaneció en la lista Billboard Hot Latin Songs durante más de 100 semanas y tiene más de 7000 millones de visitas en YouTube.

En una entrevista con la revista Forbes, Fonsi atribuye el éxito del remix al proceso orgánico.

"Obviamente, cuando Justin hizo ese remix, cantó un poco en inglés pero en realidad es una canción en español", dice Fonsi. "Todo se alineó correctamente y creo que ese fue el verdadero éxito de la canción, el hecho de que no fue forzada".

El éxito de la canción ubicó en el escenario internacional a la música latinoamericana, en particular al reguetón.

Como señala la revista Billboard: "hay un claro efecto pre y pos Despacito". No solo abrió la puerta a las canciones en español y latinoamericanas, sino que hizo que la colaboración con latinos fuera cool.

Spotify y más allá

Si bien la canción ciertamente jugó un papel en la popularización del reguetón, gran parte de su éxito también se debe a las redes sociales y otras plataformas digitales que ayudaron a presentarla a una audiencia mucho más amplia.

Hoy en día, las plataformas digitales son fuertes indicadores de la popularidad de una canción o artista, y los latinos han estado dominando continuamente las primeras posiciones.

El puertorriqueño Bad Bunny, por ejemplo, fue el artista más escuchado en Spotify durante dos años consecutivos: 2020 y 2021, con más de 9100 millones de reproducciones solo en 2021.

Igualmente, las estadísticas muestran que el reguetón es el género en español más escuchado en todo el mundo. Una popularidad atribuida al ritmo pegajoso de la música, letras atractivas y viralidad en las redes sociales.

Fonsi coincide en que las redes sociales han jugado un papel muy importante en la popularización de la música latinoamericana: "abren la puerta para presentarle a una nueva audiencia de qué se trata la música latina, de qué se trata mi música".

Por supuesto, esto lleva a más remakes, así como a colaboraciones originales entre latinos y otros artistas, lo que nuevamente amplía el número de personas a las que llega una canción.

De hecho, la revista Billboard ha señalado que "las colaboraciones anteriores a Despacito entre artistas latinos y artistas más populares eran pocas y distantes entre sí".

Ahora, las colaboraciones están más de moda que nunca e incluyen los trabajos de Beyoncé, Willy William y J Balvin en Mi Gente; Cardi B, Bad Bunny y J Balvin en Me gusta; Maluma y The Weeknd en Hawái; Katy Perry, Daddy Yankee y Snow en Con Calma, y Ozuna, Cardi B, DJ Snake y Selena Gomez en Taki Taki.

"La música latina siempre ha estado aquí y no es que estemos reinventando la rueda", dice Fonsi. "Creo que la música está en constante evolución y pienso que el streaming tiene mucho que ver con eso".

"Hay un movimiento realmente interesante dentro de nuestra propia cultura que se está expandiendo, a falta de un término mejor, a diferentes idiomas, culturas y países. El streaming nos ha ayudado a compartir nuestra felicidad".




Ana Sofía Morales


También te puede gustar

Volver a Orgullo Latino

Para los latinos, el sueño americano no es de una persona, es de toda la familia

El concepto de "salir adelante solo" no va de la mano con nuestras identidades y herencias culturales. "Para los hispanos, nuestros sueños y nuestr...

El sonido de una nación: ¿dónde se originó el mariachi?

Con su grito distintivo, el mariachi es la máxima expresión melódica de angustia y felicidad.

Los términos hispano y latino no deben mezclarse

Si bien cada persona es libre de identificarse a su manera, es fundamental comprender las raíces de las palabras que utilizamos.