ORGULLO LATINO

Tiempo de lectura: 4 minutos
The zest of life: Why we use fresh limón in everything

El sabor de la vida: por qué usamos limón fresco en todo


Añade una chispa refrescante a nuestros platos favoritos.

Cuando era niño, los limones estaban siempre presentes en la cocina.

Estaban por todas partes, desde el agua de limón fresca que mi mamá hacía para mí y mi hermana después de un largo día de juegos en el parque hasta la jícama que empacaba para nuestros almuerzos.

Por supuesto, siempre había sobre la mesa un tazón con limones recién cortados pero el uso de limones frescos se extiende mucho más allá de mi hogar.

Hoy en día, son ampliamente utilizados en la cocina de casi toda América Latina, ya sea para disfrutar de un plato de ceviche en Perú o para comer un plato callejero, como esquites o elote preparado.

Además de la comida, también son importantes para una serie de bebidas. Por ejemplo, si bien la gente puede debatir si incluye o no un huevo crudo en un pisco sour, lo cierto es que siempre debe contener limón recién exprimido.

limon

Si la vida te da limones…

Los limones tienen numerosos usos en los platos latinos.

Puedes agregar jugo fresco a los refrigerios, como rodajas de pepino junto a una pizca de Tajín; tragos, desde limonada hasta micheladas; platos principales, como un plato de tacos al pastor o un tazón de sopa de lima, y postres como una simple pero deliciosa Carlota de limón que recuerda al key lime pie.

¿Cómo se volvió el limón tan esencial en nuestra cocina? La razón principal podría ser lo fácil que es cultivar la fruta en muchos de nuestros países.

Por ejemplo, cuando yo era más joven, nuestros vecinos tenían un árbol grande con ramas largas y delgadas que se asomaban a nuestro jardín. Cada vez que nos quedábamos sin limones, corríamos por un palo largo y lo usábamos para mover las ramas hasta que algunos caían a nuestros pies.

Otra razón puede ser el sabor que agrega a un plato. Muchos latinos usan los cítricos de la misma manera que el vinagre se usa en muchas cocinas asiáticas. Los ingredientes ácidos aportan notas vivaces y frescas a nuestra comida al mismo tiempo que realzan los demás componentes del plato.

Después de todo, preparar un plato estupendo consiste en encontrar el equilibrio perfecto entre las notas dulces, saladas, ácidas, amargas y umami.

El ácido también se puede usar en muchos platos para ablandar las proteínas. Al igual que el ceviche, un plato tradicional que consiste en un filete de pescado "cocido" solo con jugo de limón y servido con cebolla, tomate y cilantro fresco.

Además, nadie puede negar que el jugo de limón combina a la perfección con otros dos componentes clave de nuestra cocina: el chile y las especias. Un poco picante, un poco ácido, ¿hay algo mejor?

Entonces, si alguna vez te encuentras con una comida casera a la que le falta algo, simplemente exprime un poco de jugo de limón fresco. Este simple truco funciona de maravilla en casi cualquier plato.

Limones

Limas y limones, limes and lemons: ¿cuál es la diferencia?

En la mayoría de los países de habla hispana, los lemons son limones y las limes son limas. Suena bastante sencillo, ¿verdad? En realidad, no es tan simple.

En México, por ejemplo, limón (una palabra que normalmente se usa como traducción directa de lemon) es la fruta pequeña y verde que el mundo de habla inglesa llama lima. Las limas, por su parte, son esas frutas grandes y amarillas conocidas en Estados Unidos como limones.

Remezcla cuenta una historia divertida sobre cómo su equipo, conformado por mexicanos, salvadoreños y nicaragüenses, entre otros, tenían opiniones diferentes no solo sobre cómo se llama cada uno en español, sino sobre lo que realmente eran.

Descubrieron que la confusión se debe al hecho de que ni las limas ni los limones son originarios de América Latina (a pesar de que los países de Latinoamérica ahora son algunos de los mayores productores mundiales de limones).

Se cree que como las diferentes variedades no estaban disponibles simultáneamente en los mismos países, no fue necesario desarrollar diferentes nombres para distinguirlas.

En cuanto a por qué usamos fruta fresca en lugar de jugo comprado en la tienda, hay dos razones principales.

Primero: el jugo comprado en la tienda no sabe tan bien como el verdadero. Carece del toque fresco que obtienes de una fruta que acaba de ser cortada con amor, a menudo contiene menos vitamina C y, en una botella de plástico, significa un desperdicio innecesario. Muchos fabricantes también agregan dióxido de azufre para prolongar la vida útil.

En segundo lugar, puedes encontrar limones frescos en todas partes de América Latina, desde grandes cadenas de supermercados hasta tienditas familiares. Entonces, ¿por qué te conformarías con algo en una botella?

Mi consejo es comprar una bolsa de limones y exprimir el jugo todas las mañanas. Porque como dicen: "si la vida te da limones… ¡Haz limonada!".



 




Astrid Longi


También te puede gustar

Volver a Orgullo Latino

Licuachela: el cóctel viral nacido en las calles de Ciudad de México

La versión dulce de la michelada que estalló en las redes sociales.

La península de Nicoya: una zona azul en Costa Rica donde abundan los centenarios

Con más de 40 personas mayores de 100 años, la península de Nicoya guarda muchos de los secretos pa...

¿Por qué Costa Rica tiene tanta biodiversidad?

Al conectar el norte y el sur de América, Costa Rica es el puente natural más importante de la Tier...